CBD: ¿Mucho humo o santo grial?

En los últimos años, parece que se hable de CBD por todas partes. Que si es altamente medicinal, hasta antiepiléptico; si es antipsicoactivo. Que si Coca Cola quiere lanzar productos con CBD, o que si la cervecera Corona quiere vender cervezas con este cannabinoide. Desde empresas con productos diversos como cosméticos o bebidas, a farmacéuticas y laboratorios, todos los que puedan están intentando aprovecharse de la molécula de moda, el cannabidiol.

Más conocido como CBD, lleva décadas apareciendo y jugando un rol en el cannabis que consumimos, pero solo en los últimos diez años se ha empezado a revalorizar por su aspecto medicinal y ahora creciente rentabilidad económica . Ha ido de ser una cannabinoide indeseado y descartado en proyectos de crianza, a ser de los cannabinoides más valorados de todos los más de 60+ que se conocen. Juega un rol importante en lucha contra cáncer, al ser un agente capaz de detener la metástasis. También es un antiepiléptico potente, sobre todo de gran utilidad en niños que no encuentran remedio igual en los medicamentos tradicionales.

Lo curioso, es ver como este cannabinoide también ha sido acompañado a su salto a la fama con muchos mitos y desinformación. El primer mito es que el cannabidiol es el cannabinoide medicinal, y el THC el lúdico o recreativo. Falso. Los dos tienen potencial medicinal bastante alto.

Segundo, que el CBD no es psicoactivo; también falso. El CBD es capaz de cambiar el estado de ánimo, por lo tanto se considera psicoactivo. Lo que no es este cannabinoide, es psicotrópico. A cambio, el THC si que es psicotrópico.

Tercero, es igual que se consiga donde se consiga. Este es un tema más complicado, que mas adelante iremos tocando. Pero la respuesta básica es que no, la fuente implica mucho en la capacidad medicinal que puede tener este cannabinoide. Importa mucho si fue derivado de cannabis alto en CBD, o de cáñamo industrial.

Entre muchas cosas, el efecto séquito tiene mucha relevancia a la hora de conseguir un rendimiento medicinal alto y positivo. También importa saber que el cáñamo es bioacumulador. Por lo que debiera comprobarse mediante análisis de laboratorio la carencia de metales pesados en esta fuente tan conocida de CBD. La triste realidad es que la relevancia medicinal es bastante más amplia cuando su fuente es la marihuana, ya que los niveles mínimos de THC que acompañan al CBD son esenciales para la absorción por parte de los receptores endocannabinoides. Y decimos triste porque el CBD es accesible legalmente, pero el THC, bueno, ya sabemos todos la situación.

salud

CBD y otros medicamentos

Otra faceta del cual se habla poco del cannabidiol, es su potencial de interactuar negativamente con algunos medicamentos. Tiene una leve influencia metabólica en el citocromo P450 a dosis altas. El problema es que muchos de los productos que contienen CBD se han de tomar en dosis elevadas para obtener máximo rendimiento medicinal, ya que estos productos, al ser legales, carecen a menudo de THC. Solo incorporando THC se pueden conseguir similares beneficios de el CBD en menores cantidades. Es decir, el Tetrahidrocannabinol y el cannabidiol  juntos son muy eficaces y con poco se consigue mucho. Al faltar THC, como es el caso de la mayoría de los productos alcanzables públicamente por su legalidad, se necesita una mayor dosis de CBD . Teniendo en cuenta que el citocromo P450 es un enzima del hígado que metaboliza toxinas y fármacos, las altas dosis para algunas personas quizás no son óptimas.

Puede parecer mucho a primera vista, pero hay que saber que si existen algunas realidades de el cannabidiol. Aunque sí que tiene un potencial medicinal verdaderamente alto, también hay verdades importantes de saber de este cannabinoide antes de atribuirle un papel milagroso. El cannabidiol es un cannabinoide importante pero no el único.

El cannabis trae multitud de polivalencias en si. No olvidemos que el THC-A es un fuerte antiepiléptico. Y es el THC que es capaz de causar apoptosis en la células cancerígenas. Además, el THC es el fitocannabinoide que trae tanta alegría y bienestar a los millones de usuarios tradicionales del cannabis. Aquellos que aún no han incorporado el CBD en su régimen de consumo de cannabinoides. Dejamos claro que nuestra intención no es destruir el mito de el CBD. Solo traer luz a unas verdades necesarias para entender que este cannabinoide solo no va a cambiar el mundo.

http://www.porgrace.org.mx/2018/03/23/el-citocromo-p450-y-su-relacion-con-el-aceite-de-canamo-rico-en-cannabidiol/

http://profofpot.com/cbd-psychoactive/

https://www.forbes.com/sites/bencurren/2018/10/10/coca-cola-explores-cbd-blazing-a-trail-for-other-brand-giants-to-embrace-cannabis/

https://www.greenrelief.ca/blog/cbd-oil-cannabis-vs-hemp-difference/

 

Por XaviG

Más artículos
El tratamiento con marihuana podría combatir el cáncer de mama