Renee Boje se enfrenta en septiembre a una vista judicial

El 16 de junio el ministro canadiense de justicia Irwin Cotler rechazó una apelación de Renee Boje, activista del cannabis de California, que intenta conseguir el estado de refugiado en Canadá, mediante un decreto que obliga a Boje a entregarse a las autoridades federales para afrontarse a una posible extradición a los Estados Unidos.

Boje estaba en Canadá en libertad bajo fianza mientras esperaba la resolución de una apelación, presentada en febrero de 2000, contra una sentencia del Tribunal Supremo de Columbia que la obligaba a ser expulsada a los Estados Unidos para enfrentarse en California a una acusación de 1997 por posesión de más de 1.000 plantas de marihuana. En los Estados Unidos Boje podría ser sentenciada a una pena de prisión superior a diez años.

El 17 de junio se entregó a las autoridades canadienses sin saber si la orden de extradición norteamericana entraría en vigor y si sería separada de su marido, hijo y amigos de Vancouver, donde lleva viviendo casi ocho años. Sin embargo Borje no ha ingresado en prisión y ha salido en libertad bajo fianza tras declarar ante un tribunal federal de Vancouver. Un juez dictaminó que la decisión del ministro Cotler debía ser evisada por el sistema judicial canadiense en septiembre.

(Fuente: Cannabis Culture del 17 de junio de 2005, http://www.cannabisculture.com)

Más artículos
Estudio con pacientes con dolor neuropático