Semillas feminizadas BSF en el autocultivo de cannabis medicinal

Los expertos han descrito las semillas feminizadas como uno de los mejores ejemplares para obtener cultivos de cosechas óptimas

Los expertos han descrito las semillas feminizadas como uno de los mejores ejemplares para obtener cultivos de cosechas óptimas a pesar de las exigencias de su período de vida, y es que este tipo de semilla ha sido la verdadera razón de los famosos bancos de semillas, donde a través de procedimientos genéticos especializados se descubren o potencian nuevas especies a partir de las que ya se han descrito. Aquellos que buscan excelencia y calidad en sus plantaciones, se inclinan por la compra de las mejores semillas feminizadas BSF, garantizando la obtención de semillas fuertes, rápidas y grandes como reza el lema del popular banco de semillas Americano-Español.

Semillas feminizadas y su asociación con BSF

Las semillas feminizadas salieron a la luz como resultado de la preocupación de los cultivadores por obtener plantas hembras ricas en THC (Tetrahidrocannabinol) y dejar a un lado las especies masculinas que carecían de niveles aprovechables de este cannabinoide. El cruce tuvo lugar con semillas old school y ciertas variedades de Cannabis Ruderalis, de esta forma, las semillas feminizadas que derivan de la especie Ruderalis, tienen alta probabilidad de generar más semillas feminizadas ya que la información genética se sigue manteniendo.

Ahora bien, la intervención de los bancos de semillas del cannabis ha sido de gran provecho para esta industria cuyo auge parece que seguirá subiendo como la espuma; uno de los grandes hallazgos y colaboraciones que benefician a muchos amantes del cultivo y el coleccionismo es el resultado obtenido con las semillas feminizadas BSF, en este caso, se ha creado una alianza entre bancos de semilla a fin de poder comercializar las muy solicitadas “Bigger Faster and Stronger”, semillas californianas que cumplen con el lema de semillas más grandes, más fuertes y más rápidas; sin duda, esta combinación ha dado en el clavo de los más aficionados.

Elección de las semillas feminizadas

El resultado de una buena cosecha no solo depende del ejemplar de la semilla en cuestión, diversos factores sobre todo externos que podrían terminar por destruir un cultivo que procedía de una excelente variante como las semillas feminizadas BSF, por ejemplo. Cabe destacar que este tipo de semillas son las preferidas de los cultivadores experimentados, pues es poco probable que un novato se arriesgue a poner todo en juego por no cumplir con las exigencias que ameritan los cultivos; entre los factores que resaltan ,el primero de ellos es el tamaño de la variedad que se desea cultivar, en este caso, hay que cuidar si será destinada a un cultivo para interior o para exterior. Si el cultivo es en el exterior, es preciso tomar en cuenta el ataque de plagas, hongos o insectos que atenten contra la vida de la cosecha.

La elección de las semillas también se centra en el efecto que se quiera conseguir con las especies cultivadas, este puede ser equilibrado, estimulante o relajante; también es preciso evaluar su potencial genético, organoléptico y el porcentaje de cannabinoides.

Beneficios de los cultivos de semillas feminizadas

La elección de las semillas feminizadas permite obviar la etapa de sexado o de estar al pendiente de la polinización de los machos a las hembras; otra de las ventajas es que al ser todas hembras, no es necesario que se ubiquen a distancias prudenciales ya que no se corre riesgos por la ausencia de machos. Tienen una mayor variedad que las ofrecidas por los ejemplares regulares. Los que desean aprovechar los beneficios terapéuticos del CBD, pueden escoger las versiones feminizadas; de igual forma, los cultivos presentan un desarrollo constante y estable.

Semillas de cannabis en la industria alimentaria

Las semillas de marihuana son uno de los alimentos emergentes de mayor tendencia en la actualidad a pesar de la situación legal que tanto ha causado conmoción en el territorio español, sin embargo, no todos los cultivos son realizados para obtener THC, algunos apuestan por los beneficios terapéuticos que ofrece otro de sus potentes cannabinoides, el CBD. Además del dilema legal, las semillas de cannabis ofrecen un perfil nutricional bastante completo del cual el organismo se beneficia directamente tras su consumo; el valiosos aporte proteico está conformado por los aminoácidos esenciales que favorecen el sistema cardiovascular; el contenido de minerales, vitaminas, fibra, omega-3, omega-6 y 9, les ha permitido catapultarse como un alimento saludable y balanceado libre de los efectos psicoactivos del THC.

Las semillas de cannabis no solo son consumidas de forma directa, algunos prefieren tostarlas o triturarlas para ser usada en diferentes preparaciones, incluso, puede ser licuada para obtener leche de gran provecho para el organismo. En cuanto a los establecimientos de venta de semillas como alimento, existen diversas tiendas que ofrecen variedad de productos, sin embargo, aquellos que buscan realizar una compra anónima para su colección discreta, pueden adquirirlas a través de la plataforma web Sensoryseeds, uno de los bancos de semillas especializados de España y que goza del liderazgo en el continente europeo.

Más artículos
En Missouri crece el apoyo a la legalización del cannabis para su uso médico