Un breve histórico del cannabis y sus propiedades medicinales

El cannabis es una planta milenaria que fue utilizada por diferentes culturas alrededor del mundo, principalmente las civilizaciones provenientes del Asia Central y Sur

El cannabis es una planta milenaria que fue utilizada por diferentes culturas alrededor del mundo, principalmente las civilizaciones provenientes del Asia Central y Sur, donde los estudios realizados por muchos historiadores y científicos han encontrado vestigios de la existencia de esta planta hace miles de años.

Uno de los registros más antiguos, sobre el uso medicinal de esta planta, habría sido dejado por un especialista herbario chino, durante el periodo del emperador Shennong (5000.A.C).

A partir de los varios experimentos habían descubierto diferentes utilizaciones del cannabis: con la resina de la planta trataban enfermedades del estómago y gripes; mientras tanto, con la parte externa de la semilla y su resina buscaban tratar enfermedades del sistema nervioso, así como lastimaduras en la piel.

Otra parte extraída del cannabis era el aceite, lo utilizaban para fortalecer el crecimiento del cabello.

La historia del cannabis, en otras regiones del mundo, es probable que haya empezado por medio de la expansión del cultivo de ese tipo de vegetal en los países vecinos y después, con las guerras de conquista, las semillas fueron llevadas a otros puntos del planeta.

Fue un largo camino recorrido,  a lo largo de los siglos, para que el cannabis llegara al Occidente, desde el Oriente; partiendo de China, Corea e India la tradición del cultivo de cannabis llegó en Europa más o menos en el año 400 a.C.

El contacto con el cannabis que tuvieron  los distintos pueblos que habitaban en el continente europeo, influyó en la introducción de la planta en el continente americano. Aunque el uso de cannabis no consistía solamente en usar las fibras para confeccionar accesorios de embarcación, sino también en el aprovechamiento de las sustancias presentes en la planta para tratar enfermedades físicas y psicológicas.

Las especies de cannabis conocidas

Como ocurre en las diversas especies del reino vegetal,  el cannabis pertenece a un conjunto de otras plantas, de la familia de las Cannabaceae. Esas plantas tienen una característica muy particular de crecer erectas o escalonadas; en sus hojas su crecimiento sucede apuntando al sentido opuesto de las otras ramas. Algunas variedades también tienen formato de espirales.

El cannabis es una planta que posee los dos géneros en su especie, en otras palabras en una misma especie de cannabis existe la planta macho y la planta hembra: para que haya reproducción hace falta unir la flor masculina con la flor femenina.

Dentro de las diferencias entre las plantas masculinas  y femeninas se encuentra la apariencia y la cantidad de hojas que un género generalmente tiene y el otro no.

En el caso del cannabis macho, éste alcanza un tamaño bastante grande, por otro lado tiene menos hojas o más espaciadas en comparación a las plantas femeninas.

El cannabis hembra tiene hojas y ramas más abundantes, su crecimiento se extiende en largo y ancho.

Durante mucho tiempo se ha debatido sobre los tipos de cannabis existentes; científicos y expertos han concluido que son tres las especies de esta planta multifacética: la primera especie es la cannabis sativa, después el cannabis indica y por último el cannabis ruderalis.

Cada especie posee una apariencia  diferente y propiedades medicinales específicas, así  como puede exhalar olores más intensos o más suaves.

Las diferentes propiedades medicinales del cannabis

Todos los tipos de cannabis poseen unas sustancias químicas que son muy valoradas e importantes por sus grandes propiedades terapéuticas y medicinales, estos compuestos son denominados cannabinoides.

Los cannabinoides activan el sistema fisiológico del ser humano y lo auxilian en su funcionamiento tanto en los casos de organismos saludables como en los de organismos no tan saludables.

Existen tres tipos de cannabinoides: los fitocannabinoides que son producidos por las plantas del cannabis; los endocannabinoides son producidos por los mamíferos y los cannabinoides son sintéticos.

Se han identificado cerca de 100 tipos de fitocannabinoides, que poseen efectos variados y su utilización es muy apropiada para tratar diferentes problemas de salud; algunos de estos cannabinoides todavía están en proceso de investigación de sus propiedades.

En el grupo de los cannabinoides más conocidos están los Tetrahidrocannabinol(THC); Cannabidiol (CBD) ; Cannabinol(CBN) y el Cannabicromeno(CBC).

El Tetrahidrocannabinol, es una sustancia que cuando es consumida puede generar diferentes sensaciones: sean de energía y alivio de dolores. En algunos casos son prescritas para tratar enfermedades crónicas, como por ejemplo: cáncer, esclerosis, entre otras.

Las acciones generadas por el THC, son capaces de entre otras cosas: servir como antiinflamatorio, analgésico, antidepresivo y aumentar el apetito de pacientes con cáncer.

Las propiedades medicinales existentes en el Cannabidiol, ofrecen muchos beneficios al tratamiento de enfermedades como: Artritis, Alzheimer, Depresión, Esclerosis Múltiple, etc.

Sus efectos incluyen actuar como antiinflamatorios; analgésicos, relajantes musculares y también se utilizan para tratar convulsiones de personas con epilepsia.

El Cannabinol tiene propiedades relajantes y antiinflamatorias, éstas se utilizan para tratar la ansiedad, los disturbios de sueño y las enfermedades crónicas como: esclerosis, Mal de Parkinson y Fibromialgia.

Por fin, aparece el cuarto componente más importante del cannabis: el cannabicromeno, sus propiedades medicinales principales son: antiinflamatorias, antidepresivas; actúan también en el tratamiento de tumores y en la medicina del sueño.

Estas cuatro sustancias son extraídas de las variedades de cannabis citadas anteriormente, cannabis sativa; cannabis indica y cannabis ruderalis.

Por medio del cannabis sativa se obtienen varios efectos que se suman al de energizante: alivio, reducción de dolores, y estimulación del apetito.

Con el cannabis indica los efectos provocados son más relajantes y sedativos, su potencial terapéutico incluye aliviar dolores musculares, disminuir el malestar, el estrés y también la ansiedad, así como puede ser utilizado para tratar espasmos y convulsiones.

Las propiedades medicinales de la ruderalis aún se encuentran en investigación, por eso ella es más utilizada para experimentos genéticos con otras plantas.

Como conclusión, es importante analizar los tipos de cannabis disponibles y elegir aquellos que satisfagan las expectativas con respecto a las propiedades y efectos deseados, que son posibles con semillas regulares y autoflorecientes. Es obvio que la opinión médica es esencial en el caso del uso terapéutico.

Más artículos
El cannabis es eficaz en las náuseas rebeldes a tratamiento después de un accidente cerebrovascular