Quinoa cannábica al estilo “arroz frito”

La quinoa es muy saludable y rica. Esta de moda y es fácil encontrarla en  ensaladas.  Hoy vamos a hacer una versión deliciosa y nutritiva de la quinoa y es al estilo del “arroz frito”

Para mí es una manera perfecta para utilizar las sobras, y me encanta la textura de la quinoa después de que lo hemos salteado, se queda con punto crujiente.

Ingredientes:

Para 4 personas

  • 1 cucharada de aceite cannábico
  • 1 lata de garbanzos, escurridos y enjuagados
  • 1 taza de maíz tierno descongelados
  • 1 taza de edamame descongeladas (judías de soja – verdes)
  • 1 taza de Arvejas descongeladas
  • 1 pequeño manojo de menta, picada
  • 3 cucharadas de aceite de aceite cannábico
  • ¼ taza de cebolla de verdeo, en rodajas finas
  • ¼ de taza de cebolla roja, picada
  • 2 tazas de quinoa
  • Trozos de pollo 1 taza cocidos
  • 3 huevos, ligeramente batidos
  • 1-3 cucharadas de salsa de soja
  • Pimienta negra y sal al gusto
  • Servir con salsa picante ojala si fuese la tipo “sriracha” (si no se tiene no pasa nada, puedes improvisar)

 

Preparación:

  1. La quinoa como tal debes prepararla previamente, un consejo es preparar una buena cantidad y reservarla en la nevera, ella puede aguantar perfectamente allí una semana y asi puedes ir cogiendo para tus alimentos de la semana, ensaladas y todo lo que se te antoje preparar con la quinoa.
  2. En una sartén grande calentar la cucharada de aceite cannábico.  Añadir los garbanzos, maíz, frijoles de soja y los guisantes. Saltee durante 3-4 minutos.  Retiras del fuego y agrega la menta. Coloca en un recipiente y deje que se enfríe durante al menos 20 minutos.
  3. En la misma sartén caliente el aceite cannábico restante. Cuando esté caliente, incorporar la cebolla, quinoa cocida y el pollo.  Agitar durante 2-3 minutos.  Añadir las verduras restantes y continuar la cocción de un minuto o dos.
  4. Ya puedes agregar los huevos batidos, junto con la salsa de soja, pimienta y sal.  Revolver la mezcla con los huevos,  y dejar cocinar entre 5-7 minutos.
  5. Servir en un plato y acompañarlo con salsa picante y listo

 

¡ADVERTENCIA!

La subida y la duración de un colocón varía mucho dependiendo de si se ingiere o se fuma la marihuana. Cuando se fuma, el subidón llega unos cinco o diez minutos después. Cuando se ingiere, puede pasar una hora o más hasta que se note el subidón. Dado que el efecto psicodélico deseado no se percibe inmediatamente, a veces se cae en la trampa de seguir comiendo, hasta acabar en una sobredosis. ¡Y todavía puede ser peor dado que es posible que el colocón dure cinco horas o más! Por eso, aunque tu cuerpo esté acostumbrado a los porros, vigila la cantidad de marihuana que consumes en una comida: más vale no repetir que arrepentirse después. Si no cultivas tus propias plantas, averigua de dónde proviene la hierba y asegúrate de que los cogollos no han sido regados con pesticidas u otros compuestos químicos que puedan ser nocivos.

Más artículos
La Academia Americana de Neurología confirma el valor terapéutico del cannabis para determinadas patologías