Receta del pan cannábico

Esta es una muy buena opción para hacer tu pan cannábico y dejarlo listo para comer con lo que quieras. Muchos preparan varios y lo congelan.

Ingredientes:

2 tazas de harina común (230g).

1 taza de azúcar moreno (225g).

2 cucharaditas de levadura en polvo.

1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.

1 1/2 cucharadita de canela molida.

1/2 cucharadita de sal.

1 taza de leche cuajada (240g).

1/4 de taza de aceite vegetal (60ml)

2 huevos.

2 cucharaditas de extracto de vainilla.

2 cucharaditas de mantequilla cannabica

4 cucharaditas de mantequilla cannábica.

  • Para la cobertura:

2 cucharaditas de azúcar.

1 cuhcaradita de canela.

1 cucharadita de mantequilla.

Un molde para pan de aprox. 23x13x7 cm.

 Preparación:

1. precalentar el horno a 180º

2. engrasar el molde para el pan.

3. añadir la harina, el azúcar, la levadura en polvo, el bicarbonato sódico, la canela, la sal, la leche cuajada, el aceite vegetal, los huevos y el extracto de vainilla en un cuenco para mezclar.

4. batir la mezcla energéticamente durante 3 minutos.

5. verter la mezcla en el molde para el pan. alisar la parte superior de la mezcla con un cuchillo de cocina.

6. ahora volvamos la atención a la cobertura. mezclar el azúcar, la canela y la mantequilla juntos hasta que se forme una masa quebradiza. extender la mezcla por la parte superior de la barra de pan. usar un cuchillo para crear un patrón en espiral en la parte superior de la barra de pan antes de colocarla en el horno.

7. hornear la barra durante 50 minutos.

8. probar si la barra se ha cocido correctamente introduciendo un cuchillo en el centro. debería salir limpio si la barra está lista para ser sacada del horno.

Fuente: Scrasfi – La Marihuana.com/Foros

¡ADVERTENCIA!

La subida y la duración de un colocón varía mucho dependiendo de si se ingiere o se fuma la marihuana. Cuando se fuma, el subidón llega unos cinco o diez minutos después. Cuando se ingiere, puede pasar una hora o más hasta que se note el subidón. Dado que el efecto psicodélico deseado no se percibe inmediatamente, a veces se cae en la trampa de seguir comiendo, hasta acabar en una sobredosis. ¡Y todavía puede ser peor dado que es posible que el colocón dure cinco horas o más! Por eso, aunque tu cuerpo esté acostumbrado a los porros, vigila la cantidad de marihuana que consumes en una comida: más vale no repetir que arrepentirse después. Si no cultivas tus propias plantas, averigua de dónde proviene la hierba y asegúrate de que los cogollos no han sido regados con pesticidas u otros compuestos químicos que puedan ser nocivos.

Más artículos
Cómo el CBD, cannabinoide de la planta, puede ser útil para la dependencia al cannabis