Uso y efectos de la Marihuana Medicinal

El uso medicinal y terapéutico de la marihuana tiene más tiempo en la humanidad que las regulaciones que impiden su uso y comercialización

PatrocinadorSemillas de Marihuana Online

En la actualidad, se ha incrementado el uso de la marihuana o cannabis con propósitos medicinales y terapéuticos en muchos países. España no escapa a esta creciente estadística que es provocada, entre otras razones, por la búsqueda de tratamientos que sean menos agresivos, menos costosos y con mejores resultados que los de la industria farmacéutica.

Aunque, también está siendo utilizada como elemento coadyuvante en tratamientos complejos como los empleados para el cáncer o el VIH. Sin embargo, del mismo modo es cierto que cosas como la disponibilidad de información, los estudios en esta materia, la regularización de estándares y el suministro de la marihuana en España continúan siendo un reto.

Esto se debe principalmente a que en nuestro país no está permitido el cultivo, procesamiento, compra y venta de la marihuana con fines terapéuticos. Por esta razón, se hace necesario realizar estudios y facilitar información precisa y útil a personas que deseen y requieran utilizar esta alternativa natural para sus dolencias o enfermedades.

En este sentido, hay que resaltar que el uso medicinal y terapéutico de la marihuana tiene más tiempo en la humanidad que las regulaciones que impiden su uso y comercialización,

por lo cual hay que aprovechar todo ese conocimiento ancestral y potenciar los estudios que se están realizando al respecto.

De hecho, el registro más antiguo que se tiene es en China y data aproximadamente de 4000 años antes de Cristo. Más recientemente, en el siglo XIX el psiquiatra Jacques-Joseph Moreau, originario de Francia, y el médico William B. O’Shaughnessy, natural de Irlanda, introducen la marihuana en la medicina occidental marcando un punto de inflexión en este lado del hemisferio.

El uso medicinal de marihuana y los cannabinoides

Los diferentes efectos y beneficios que logra tener la marihuana se basan en la receptividad del cuerpo humano ante ciertas sustancias propias de la planta. De este modo, el ser humano y el resto de los mamíferos presentan el sistema endocannabinoide también conocido como SEC por sus siglas.

El SEC consiste en un grupo de receptores localizados en los sistemas nervioso central y periférico e influyen en procesos corporales como la regulación del apetito, el estado de ánimo y el humor, las sensaciones de dolor y, por supuesto, la mediación del cannabis.

Los receptores del SEC, son sensibles a los diferentes cannabinoides: los endógenos, que son los producidos por el propio cuerpo de los mamíferos; los sintéticos, que son creados en laboratorios; y los fitocannabinoides, que provienen de la planta cannabis.

Precisamente, la utilización de la marihuana como elemento medicinal se debe a la presencia de los cannabinoides en esta planta, y por ello muchas personas que requieren de estos tratamientos se pueden cultivar con semillas de marihuana moby dick o super skunk. Se ha descubierto que existen más de 100 tipos diferentes de cannabinoides en el cannabis, siendo los más estudiados y utilizados el Delta-9-tetrahydrocannabinol (THC), el Cannabigerol (CBG), el Cannabidiol (CBD) y el Cannabinol (CBN).

En este sentido, cada tipo de cannabinoide tiene diferentes efectos sobre los sistemas del cuerpo humano. Por ejemplo, el THC actúa como antiinflamatorio, euforizante y analgésico; mientras que el CBN tiene efecto sedante y funciona como antibiótico, antiinflamatorio y anticonvulsivo. Por otra parte, el CBD actúa como antiespasmódico, ansiolítico y antipsicótico.

De modo que, cada cannabinoide o la conjugación de algunos de ellos serán utilizados de forma específica en diferentes patologías para lograr efectos y beneficios particulares. Esto se logra con el cultivo de cepas que consigan la combinación de los cannabinoides mencionados anteriormente.

Efectos medicinales de la marihuana

Los beneficios medicinales de la marihuana son múltiples y, aunque se debe continuar en la regularización de estudios científicos sobre sus efectos terapéuticos, ya existen registros de mejora de los síntomas en personas con esclerosis múltiple y con espasticidad tanto moderada como grave. Veamos entonces los beneficios y efectos más generales sobre la salud:

  • Actúa en la dilatación de los bronquios, por lo que ayuda al sistema respiratorio.
  • Disminuye la presión intraocular.
  • Ayuda a relajar y dar sensación de tranquilidad y sedación.
  • Actúa como euforizante.
  • Influye en el sistema inmunológico, ya sea estimulando o disminuyendo la respuesta inmunológica, depende de la dosis.
  • Tiene un efecto antiinflamatorio y analgésico.
  • Se le atribuye un efecto que impide la proliferación de algunos tipos de tumores.
  • Logra reducir el vómito y la náusea.
  • Estimula el apetito, lo cual es muy recomendado en tratamientos donde los pacientes presentan trastornos alimenticios como anorexia. También, aquellos que sufran disminución del apetito producto del tratamiento con fármacos, como en casos de quimioterapia y retrovirales.
  • Ayuda en la regulación de respuestas ante el estrés y en otros procesos neuroendocrinos.
  • Ayuda a mejorar la coordinación motora y el tono muscular.
  • Regula el sueño.

Enfermedades que pueden tratarse con marihuana

El cannabis, actúa en un espectro amplio de funciones y procesos del cuerpo humano, es por ello que hay muchas enfermedades y padecimientos que son susceptibles a ser tratadas con esta planta. De hecho, es conveniente agruparlas por parentesco con fines de una mejor apreciación.

Dolor y sueño: tiene muy buenos resultados en el tratamiento de apnea del sueño, espasmos y calambres, migraña y dolor de cabeza, dolor lumbar o lumbago, insomnio, fibromialgia, dolor general, artritis, inflamación y poliartritis reumatoide.

Comportamiento y estado de ánimo: se relaciona con la mejora significativa de trastornos como la ansiedad, síntomas de estrés, bipolaridad, depresión, síndrome de estrés postraumático. Asimismo, es utilizada para superar procesos adictivos y el síndrome de abstinencia.

Enfermedades neurológicas: es muy utilizada como paliativo de los síntomas del Alzheimer, epilepsia, enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, TDAH, TGD e hiperactividad, ELA y lesión de médula espinal, espasticidad y en disminución de los tics del síndrome de Guilles de Tourette.

Enfermedades gastrointestinales: ya sabemos que promueve el apetito por lo que es utilizado para tratar la anorexia. Además, se utiliza para regular desórdenes gastrointestinales, suprimir las náuseas y vómitos, tratar el colon irritable, la colitis ulcerosa y Crohn.

Enfermedades de la piel: frecuentemente, el cannabis es utilizado de forma tópica para tratar afectaciones como la psoriasis, el prurito y el acné.

Otras enfermedades: asimismo, es utilizada en otras enfermedades como la distrofia muscular, la osteoporosis, para tratar la hipertensión, la fatiga crónica y enfermedades del sistema respiratorio como el asma. También, se utiliza para el glaucoma de ángulo abierto y el tratamiento de la diabetes tipo I.

Por otro lado, el cannabis es ampliamente utilizado en tratamientos de pacientes con cáncer. Aquí, hay que hacer una aclaración, pues, aunque se le atribuyen efectos directos en el tratamiento de tumores del sistema nervioso central, aún son necesarios estudios de comprobación.

Sin embargo, sí se utiliza con mucha eficacia para aliviar los efectos secundarios de la quimioterapia y la radioterapia. Logrando reducir el vómito y las náuseas y otros malestares.

Del mismo modo, es utilizada para disminuir los efectos secundarios de tratamientos para VIH-AIDS. Por ejemplo, trae beneficios en la regularización de la alimentación, pues estimula el apetito.

Para todos estos casos, es altamente aconsejable que la utilización de la marihuana sea indicada por profesionales y especialistas que puedan orientar sobre su correcto uso, así como sobre las posibles interacciones con otros medicamentos y fármacos.

También, hay que considerar que en general el uso medicinal y terapéutico del cannabis está asociado a la disminución de síntomas, como terapia paliativa y como terapia concomitante o coadyuvante. Es decir, que la marihuana ayuda a mejorar la calidad de vida de los pacientes, pero no implica necesariamente una cura definitiva.

Vías de administración de la marihuana para uso medicinal

Existen varias formas de administrar marihuana a pacientes y cada una tiene tiempos de acción y algunos pequeños efectos diferenciadores. Estas son las vías de administración de la marihuana medicinal:

Inhalada: la forma más común es fumada, sin embargo, la más recomendada es la inhalación por vaporización. Esto se debe a que cuando se fuma la marihuana se quema y trae efectos secundarios nocivos para el sistema respiratorio, mientras que al vaporizarla se evitan estos problemas a la vez que se tiene el beneficio de que llega directamente a los pulmones.

Oral: bien sea comida o bebida, esta forma de administración implica que el tiempo en que tarda en hacer efecto es mayor. También, hay que destacar que es la forma en que el cuerpo absorbe de forma más potente el cannabis y, por lo tanto, se necesita menor cantidad de marihuana para lograr lo mismos efectos que por otras vías de administración.

Por otro lado, hay que recordar que la marihuana es liposoluble, es decir que se disuelve en grasa, por lo que resulta muy fácil de mezclar en recetas, pero no en agua, por lo que las infusiones no son una buena forma de ingerirla.

Sublingual: se trata de colocar bajo la lengua la marihuana pulverizada o en gotas, tiene un efecto rápido, es práctico y se no se presentan los inconvenientes de por inhalación.

Cutánea: es ideal para tratar enfermedades de la piel, así como dolencias de musculares y de los huesos. Se aplica en forma de ungüento o pomada.

En mi opinión

En mi humilde opinión me gustaría destacar las que para mi son las mejores variedades de marihuana de todos los tiempos.

Elegidas por mí por varias de sus características como producción, tiempos de floración, morfología, aromas, facilidad de cultivo y, como no, por sus efectos, tanto a nivel lúdico como medicinal.

Kali Mist

La primera de ellas es sin La vieja niebla de Kali . Esta sativa pura marcó la época en los años 90 como una de las sativadas favoritas de la mayoría de los consumidores por su mezcla de sabores inciensados ​​y especiados que hoy en día asociamos a variedades tipo “kush”.

Otra gran ventaja frente a otras sativas es su tiempo de floración, que puede acortarse hasta los 70 días produciendo hasta 600 gramos por m2. Kali Mist cuenta desde hace tiempo con su versión CDB, por lo que ya podemos disfrutar de todas las características geniales de esta “reina sativa” y la potencia de sus efectos medicinales.

Moby Dick

Poco puedo contaros ya de este híbrido de sativa e índica procedente del banco Dinafem. Semillas Moby Dick consiguió poner en el mapa al conocido banco español con una variedad que destaca por su efecto súper potente, su producción brutal y su facilidad de cultivo.

Al igual que Kali Mist, cuenta ya con una versión CBD. Una variedad de cannabis que recoge la herencia de su hermana mayor, fácil de cultivar, sorprendentemente robusta y con una floración corta y abundante. Además, alivia de forma real el dolor de ciertas patologías, sobre todo de tipo inflamatorio, como la artritis reumatoide.

Nordés

La Nordés de Absolute Cannabis Seeds, banco de origen gallego, es uno de mis mejores descubrimientos como cultivador y consumidor. Este híbrido con dominio del 80% tiene un tiempo de floración récord de 45 días y puede producir un poquito de experiencia, hasta 500 gramos por m2 en interior.

Super resistente a la humedad y al frío gallegos, esta característica nos garantiza el éxito con casi cualquier tipo de clima, lo que para muchos cultivadores de exterior es vital para su cosecha.

Su efecto de indica es contundente y corporal, adecuado para actividades relajantes y adecuadas para diversos tratamientos medicinales.

No hay una cuenta con una versión del CDB, pero espero que sea pronto los chicos de Absoluto o una alegría que amplía la “familia”.

Conclusión

El uso medicinal y terapéutico de la marihuana ha sido implementado a lo largo de la historia de la humanidad con resultados notorios y diversos. Actualmente, se aconseja una amplia variedad de padecimientos y enfermedades. Por favor, siéntase haciendo grandes esfuerzos para estudiar científicamente sus efectos sobre la salud.

Al igual que muchos otros tratamientos, en el caso de la marihuana se debe acudir a los especialistas que determinan el tipo, la dosis y la vía de administración que mejor se adapte a cada paciente en particular. De igual modo, le recomendamos que la dosis sea más pequeña, al principio, y que se vaya a mejorar el tiempo para lograr mejores resultados “.

Más artículos
Bizcocho cannábico con limón y semillas de amapola